Archivo de noticias sobre el mundo Paranormal

Todo la información sobre sucesos paranormales agrupada en este blog. El mayor archivo de noticias de todo Internet.

Los otros - La película


Los otros es un película del año 2001 inspirada en la obra Otra vuelta de tuerca de Henry James dentro del género del thriller por el director chileno Alejandro Amenábar, protagonizada por Nicole Kidman. Es una coproducción hispano-franco-estadounidense.

Se grabó en localizaciones de Cantabria (Las Fraguas) y Madrid, aunque la historia está ambientada en la isla de Jersey. En su momento, fue la película española más taquillera de la historia, con más de 68.000.000 $ recaudados sólo en Estados Unidos.

Ganó ocho Premios Goya incluyendo premios a la mejor película y el mejor director, y Nicole Kidman fue candidata a la mejor actriz.

La película se desarrolla en la isla de Jersey, poco después del final de la Segunda Guerra Mundial. Grace Stewart (Nicole Kidman) es una joven madre católica, quien vive con sus dos pequeños hijos en una casa de campo remota. Los niños, Anne y Nicholas, tienen una extraña enfermedad que incluye fotofobia (pudiendo ser, quizá, porfiria eritropoyética), por lo que sus vidas están estructuradas alrededor de una serie de reglas complejas diseñadas para protegerles de cualquier exposición a la luz del sol.

La llegada de tres sirvientes a la casa (una niñera, un jardinero y una joven muda) coincide con un número de eventos extraños, y Grace comienza a temer que no estén solos. Anne comienza a hacer dibujos de cuatro personas: un hombre, una mujer, un niño llamado Victor y una anciana, sobre los cuales había escrito el número de veces que los habia visto poniendo sobre la anciana el numero 14 .

Un día, comienza a oírse un piano, el cual estaba siendo tocado en una habitación cerrada y vacía. Cada vez que Grace entraba en la habitación y dejaba la puerta abierta, esta se cerraba, pero cuando trata de descubrir por qué, la puerta se cierra bruscamente, golpeándola y arrojándola contra el suelo. Grace trata atrapar a los "intrusos" con una escopeta, pero no logra encontrarlos. Mientras tanto, regaña a su hija por sus comentarios sobre fantasmas que, según ella, vivían en la casa. Cuando finalmente Grace se convence de que hay una presencia más allá de sus hijos y los sirvientes en la casa, sale de la misma, en medio de la niebla, a buscar al sacerdote para conseguir que la bendiga. Mientras tanto, los sirvientes, liderados por Bertha Mills, claramente planean hacer algo. El jardinero cubre con hojas secas tres tumbas, y, más tarde, la Sra. Mills escucha religiosamente las peleas de Anne con su madre por sus opiniones diferentes.

En el bosque que rodea su casa, Grace se pierde en medio de la niebla, pero milagrosamente descubre a su esposo Charles regresando a su hogar. Sin embargo, Charles se ve distante, solo, y permanece recostado la mayor parte del tiempo.

Anne, mientras tanto, preparaba su comunión, la cual se llevaría a cabo en pocos días. Grace, que le estaba haciendo el vestido, debía probárselo de tanto en tanto para ver si el trabajo avanzaba bien. Un día, mientras Charles descansa en su habitación y Grace está con Anne en otra sala probándole el vestido, la madre debe salir y la niña se queda sola. Cuando Grace vuelve, ve a su hija con la cara de una anciana, por lo que comienza a atacarla y a decir "¡Tú no eres mi hija!". Sin embargo, pronto descubre que había atacado a su hija, y que la visión de la anciana sólo había sido una especie de alucinación. Anne se niega a estar con su madre, aunque Grace jura haber visto a la anciana. La Sra. Mills, por su parte, le dice a Anne que ella también había visto a los "intrusos", pero que no se lo decía a su madre porque Grace no estaba lista para aceptar la verdad.

Charles se sorprende al oír lo que le cuenta Anne sobre lo que su madre le había hecho. Al otro día, le dice a su esposa que debía regresar a la guerra, por lo que se va, desapareciendo por completo. Después de la partida de Charles, Anne continúa viendo cosas, incluyendo a la familia completa de Victor y a la anciana. Grace se quiebra con la Sra. Mills, quien le dice que "a veces el mundo de los muertos se mezcla con el de los vivos". Las dos mujeres también encuentran y examinan un "libro de los muertos", el cual muestra fotografías tomadas en el siglo XIX a cuerpos sin vida, ubicados como si les estuviesen tomando un retrato.

Una mañana, Grace se despierta tras oír gritos de sus hijos: todas las cortinas de su casa, que los protegían de la luz del sol, habían sido quitadas. Cuando los sirvientes se niegan a ayudar a Grace a buscarlas, ésta se da cuenta de que ellos estaban involucrados en el asunto. Escondiendo a sus hijos de la luz, despide a los sirvientes de su casa.

Esa noche, Anne y Nicholas escapan de su casa para buscar a su padre, y encuentran las tumbas semiocultas. Al mismo tiempo, Grace va a las habitaciones de los sirvientes, en donde encuentra una fotografía del "libro de los muertos" para ver, horrorizada, que las personas de la foto eran los tres sirvientes. Mientras tanto, los niños descubren que las tumbas pertenecían a la señora Mills, al jardinero, señor Tuttle y a Lydia, los tres sirvientes. Estos aparecen y comienzan a perseguir a los niños, quienes entran a la casa y se protegen tras su madre, quien dispara contra los sirvientes con una escopeta. Los niños suben a su habitación y se esconden, pero son hallados por una extraña anciana. En la puerta de la casa, los sirvientes siguen hablando con Grace, diciéndole que tenían que aprender a vivir juntos. Pronto comienza a entender a qué se referían. En su habitación, Anne y Nicholas descubren que la anciana era una médium, quien estaba en una sesión espiritista con los padres de Victor. Es en ese momento cuando descubren la verdad: la anciana no era un espíritu que había fallecido y rondaba por la casa; los espíritus eran Anne, Nicholas y su madre. Grace pierde la calma y comienza a atacar a los visitantes. La secuencia se corta constantemente entre la visión de Grace y el de la familia de Victor.

La verdad queda clara finalmente tanto para Grace como para el público: ella comienza a llorar con sus hijos y recuerda qué había pasado antes de la llegada de los sirvientes: sola y enloquecida por la ausencia de su marido y superada por la situación de sus hijos, los había ahogado con una almohada y, luego, dándose cuenta de lo que había hecho, se había suicidado. Cuando se había despertado, había supuesto que Dios le había concedido a ella y a su familia un milagro. Grace y los niños se dan cuenta de que Charles también estaba muerto, pero no estaban atemorizados por este hecho. En ese momento, aparece la Sra. Mills, quien le dice a Grace que debían aprender a convivir, y que en ocasiones ni siquiera notarían la presencia de gente viva en su casa. Fuera de la misma, se muestra a la familia de Victor, empacando y yéndose del lugar. Grace termina diciendo junto a sus hijos que "nadie los haría dejar la casa".

Fuente wikipedia

ecoestadistica.com

Una vida lúcida

Buscar este blog

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.